Reial monestir de santes creus


  • mujeres solteras de piñas el oro!
  • Más información.
  • citas x internet coopesalud;
  • planes de fin de semana en madrid!
  • mujer teniendo sexo.
  • Formulario de búsqueda;

Sepulcre de los Montcada s. El cimborio gótico. El claustro. De aquella primera época son la sacristía, sala capitular y el locutorio que comunica el claustro con la zona posterior del complejo. Monasterio real Pedro el Grande fue el primer monarca que dispuso su sepultura en el monasterio. Templete del lavabo.

Real Monasterio de Santa María de Santes Creus

Interior de la iglesia. Fons Josep Salvany.

Katkatha Puppet Arts Trust al Reial Monestir de Santes Creus

Fotografías antiguas. Decadencia Sigue un largo período de decadencia, que no impidió que se llevaran a cabo nuevas obras de poca entidad, como reformas en el Palacio Real y la adaptación de la armarium como capilla de la Asunción, en el claustro. Capilla de la Trinitat. Claustro posterior. El palacio real.

Sala capitular. Sepulcro del abad Jaume Valls en la sala capitular. Mobiliario Retablo de la Virgen En se encargó un nuevo retablo, obra comenzada por Pere Serra, que debió hacer los preparativos y que terminó en Lluís Borrassà y donde trabajó también Guerau Gener. El retablo constaba de dos cuerpos separados por la imagen de la Virgen. Sepulcro de Pedro el Grande El sepulcro de Pedro el Grande fue encargado por su hijo Jaime II que lo mandó construir en el lugar elegido por su padre, este monasterio de Santes Creus, a pesar de haber sido excomulgado.

IMG_20180220_145402_large.jpg: fotografía de Real Monasterio De Santes Creus, Aiguamúrcia

En se encargó su confección al maestro Bartomeu de Girona utilizando una bañera romanoegípcia enviada por el propio Jaime II cuando era rey de Sicilia. El cuerpo real se trasladó a este lugar de enterramiento en , luego se hizo el baldaquín y los dorados, acabados diez años después. Este sepulcro fue abierto en , momento en que se investigaron los restos del monarca y se restauró y limpió el conjunto.

Sepulcro de Pedro el Grande. Virgen del Rosario Hermanos Alegret? Los religiosos en Cataluña durante la primera mitad del siglo XIX. El monestir de Santes Creus des del primer abadiat quadriennal a la guerra dels Segadors Pagès Editors. Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Tomo I. Imprenta F. Francisco J. Así, el abad firmó documentos como abad de Valldaura en y en ya los firmó como abad de Santes Creus. Las obras del nuevo monasterio se iniciaron en siguiendo un esquema cisterciense rígido y quedarían terminadas entre fines del siglo XII y comienzos del XIII, conformando un conjunto de iglesia y claustro, alrededor del que se ubicaron la sala capitular, el refectorio, la sala de monjes de coro, el dormitorio de monjes de coro… y las dependencias separadas destinadas a los conversos.

En esos años y en los siguientes el monasterio siguió recibiendo privilegios y acumulando donaciones que incrementaron su patrimonio. En también se inició la construcción del Hospital de San Pere dels pobres en la parte exterior del recinto gracias al patrocinio de Ramón Alemany, señor de Querol y de Montagut, que antes había donado parte de las tierras en las que se emplazó el monasterio, a cambio del privilegio de ser enterrado a la entrada del mismo, en un pórtico donde también recibieron sepultura Elisenda de Queralt, hermana del fundador, Guillem de Claramunt y, ya en el siglo XIV, Ramón Alemany de Cervelló.

Jaume II y su esposa doña Blanca de Anjou continuaron con el patrocinio real y durante su reinado y el abadiato de Bonanat de Vilaseca, una persona de su total confianza, el monasterio experimentó una gran expansión y se convirtió en casa madre de los nuevos monasterios de Valldigna, Valencia, fundado en , y de Altofonte, Palermo, fundado en En este periodo también se produjo la vinculación de Santes Creus con la Orden de Montesa. Para evitarlo propuso al papa la creación de una nueva Orden a la que se dotaría con bienes que el Temple y los hospitalarios tenían en el Reino de Valencia ofreciendo como sede el castillo y la villa de Montesa en Valencia, de propiedad real, para que construyeran su Sacro Convento.

Santes Creus - Monasterios de Catalunya

Aunque Pedro III ya había decidido en vida que quería ser enterrado en Santes Creus, fue su hijo Jaume II el encargado de cumplir sus deseos después del fallecimiento de su hermano, Alfonso II el Franco, que ya había entregado al monasterio la cantidad que el fallecido había dejado establecida en sus disposiciones testamentarias, quedando depositado en una tumba provisional hasta la culminación de la definitiva. Para su construcción, realizada entre y bajo la dirección de Bartomeu de Girona, fue necesario traer de Sicilia una bañera romana de pórfido rojo, decorada con cabezas de león y dos argollas sujetas por sus garras, a la que se le añadió una tapa lisa elíptica de jaspe para convertirla en sarcófago.

Sobre la losa se añadió un cuerpo también elíptico esculpido y policromado en rojo, azul y dorado, con arquerías góticas que cobijan a Cristo con los Apóstoles y a la Virgen María con san Bernardo de Claraval y san Benito de Nursia. El mausoleo fue realizado por Bertran de Riquer y Pere de Prenafeta entre y y la labor escultórica se atribuye a Pere de Bonull. A los pies de la reina hay un perro, en alusión a la fidelidad y la lealtad pero también a la memoria o el recuerdo del pasado, para mantener vivo el recuerdo de la difunta.

Es de planta rectangular sostenido por cuatro columnas angulares con basas en forma de leones que soportan cuatro grandes arcos apuntados tríforos con decoración de tracería sobre los que se eleva la cubierta, una bóveda de crucería. El trabajo escultórico de este baldaquino se atribuye al maestro Pere de Bonull. La incorporación de los yacentes tiene unas connotaciones evidentemente personalistas, buscando la identificación clara de los fallecidos. En , en medio de la Primera Guerra Carlista, la Legión francesa de Alguer y varias compañías de miqueletes se alojaron en el monasterio y profanaron la tumba de Jaume II y Blanca de Anjou, quemaron los restos del rey y arrojaron a un pozo los de la reina, rescatados en , pero la solidez de la urna de pórfido del sepulcro de Pedro III evitó que sus restos fueran también profanados.

Dentro de la campaña de embellecimiento del templo se cree que también se decidiría añadir las vidrieras del ventanal apuntado de la fachada occidental. Como hombre ya influido de un incipiente Renacimiento, fue el primer abad enterrado en la sala capitular como forma de perpetuar su recuerdo.

Mendoza fue sucedido por el abad Bernardí Tolrà , que reformó y enriqueció el Palacio abacial con un oratorio y un segundo piso con galerías de yeso con decoración plateresca, y el abad Jaume Valls construyó el puente sobre el río Gaià. Durante su abadiato, se erigió la Torre de las Horas, se estableció la prisión tras la sala de monjes, con cuerpo de guardia y dos pisos, y se construyó el Palacio Abacial sobre el antiguo Hospital de San Pere dels Pobres en el recinto exterior del conjunto, hoy ayuntamiento de la localidad. Durante la Guerra de Sucesión , entre y , el convento se posicionó en favor de Carlos de Austria, por lo que del abad Jaume Oliver y otros eruditos del convento, partidarios de Felipe V, se vieron obligados a abandonarlo.

En la segunda mitad del siglo XVIII apenas hubo intervenciones arquitectónicas pero se produjo una ingente labor de restauración de libros y acondicionamiento de la biblioteca. Durante la Guerra de Independencia la comunidad huyó temporalmente y las tropas entraron en el monasterio, aunque parece que ni los edificios ni los bienes muebles sufrieron esta ocupación.

Afortunadamente, la ocupación del recinto exterior como viviendas particulares del pueblo en , la conversión de la iglesia en su parroquia y del palacio abacial en su ayuntamiento, facilitaron que el monasterio no se degradara hasta su ruina. Espero que os guste. Sobre los conceptos de medida y espacio. El problema de la forma en la cubierta , Tesis doctoral presentada en la Universidad Politécnica de Catalunya, VI, , pp.

Obertura de la tomba de Pere el Gran. En Actes del Primer Curs Simposi sobre el monaquisme cistercenc. El Cister: Publicar un comentario. Entradas populares Publicado por Sira Gadea mayo 11, Certificado de excelencia. Otras opiniones recientes.

Menú de navegación

Leer las opiniones. Colaborador de nivel 6. Opinión escrita el 21 de febrero de mediante dispositivo móvil.


  • conoce gente de tu ciudad.
  • Monasterio de Santes Creus!
  • Reial Monestir de Santes Creus: fotografía de Real Monasterio De Santes Creus, Aiguamúrcia.

Gracias, climentp Escribe una opinión Agrega una foto. Condiciones de uso Política de privacidad Política de cookies Aceptación de cookies Mapa del sitio Cómo funciona el sitio. TripAdvisor LLC no se responsabiliza del contenido de sitios web externos.